fbpx

¿Debes contratar un Wedding Planner para tu boda?

Planear una boda no es tarea fácil. Pregúntale a cualquier pareja de recién casados y te dirán que organizar ese día especial es mucho más que simplemente planificar una reunión. Puede que siempre hayas tenido claro que contratarías un servicio de wedding planning para tu gran día, y eso está perfectamente bien. Sin embargo, es posible que te sientas atraído por la idea de hacerlo por tu cuenta. Después de todo, ¿qué tan complicado puede ser? Tal vez estás pensando que tu boda será algo sencillo, pero aún así tienes dudas y no estás del todo convencido/a, especialmente si nunca has organizado algo así antes.

Internet está lleno de opiniones, algunas de ellas muy divididas, y nosotros queremos ofrecerte nuestra perspectiva realista que quizás te ayude a tomar una decisión más informada.

Aquí te presentamos tres ideas/preguntas que debes tener en cuenta:

  • ¿Eres una persona organizada? Si la respuesta es no, debes tener cuidado con la decisión que tomes. Planificar una boda requiere coordinar proveedores, familias, cronogramas y, sobre todo, hacer tiempo para todo ello mientras continúas con tus responsabilidades diarias. Por otro lado, si la respuesta es sí, es probable que disfrutes de esta actividad y que seas experto/a en manejar plumones y notas adhesivas.
  • ¿Tienes tiempo para hacerlo? Seamos honestos, es posible que tengas un trabajo que te consuma no solo el tiempo físico durante tu jornada laboral, sino también la energía y el desgaste mental. Llegar a casa y ponerte a buscar proveedores de música y coctelería puede no ser lo que más te apetezca. En este caso, no hay razón para sentirse culpable; precisamente para eso existe el servicio de wedding planning.
  • ¿Eres una persona aprensiva? Esta puede parecer una pregunta extraña, pero es fundamental reconocer si tiendes a preocuparte mucho por los detalles. Puede que tengas tiempo, seas organizado/a, pero este detalle podría impedirte disfrutar plenamente de tu día pensando en si todo está saliendo como planeaste. En este caso, existen servicios como el Wedding Day, donde puedes delegar la coordinación y resolución de cualquier imprevisto, o bien, contratar un wedding planner integral desde el inicio para tener todo bajo control desde el principio.

Al final, la decisión de contratar un Wedding Planner o no depende de tus necesidades individuales, tu estilo de vida y tus preferencias personales. Recuerda que el objetivo es disfrutar al máximo de tu día especial, sea cual sea la opción que elijas.



Carrito
Selecciona tu Moneda
¿Tienes dudas?